domingo, 31 de enero de 2016

Biografía de Emiliano Zapata | Video de la revolución mexicana

Biografia de Emiliano Zapata

Me conocen como el Caudillo del Sur. Soy Emiliano Zapata, símbolo de la lucha por el campo.

Nací en una familia de campesinos, en el estado de Morelos, y desde pequeño ayudé a mi padre a cultivar la tierra.

Siendo niño, un hecho muy doloroso marcó mi vida y me dio el valor para iniciar mi lucha: un rico hacendado le arrebató las tierras a mis padres, mi papá no pudo hacer nada.

Crecí trabajando en el campo y me dediqué a defender las tierras de los campesinos, para que nadie se las quitara.

En 1910, cuando ya había empezado la Revolución apoyé a Francisco I. Madero y me levanté en armas al grito de “Tierra y Libertad”.

Cuando Porfirio Díaz se fue de México y Madero era presidente, yo esperaba que a los campesinos nos regresaran las tierras que nos arrebataron, pero no fue así, entonces consideré a Madero como un traidor y me levanté en su contra.

Firmé en Plan de Ayala en el que desconocíamos a Madero como Presidente y solicitábamos se nos regresaran las tierras. A mi lucha se unieron Francisco Villa y Pascual Orozco.

Al poco tiempo me uní a los constitucionalistas, dirigidos por Venustiano Carranza, y cuando éste llegó al poder también rechazó nuestra petición de regresarnos las tierras y se armó otra nueva lucha, ahora en su contra.

Fui traicionado en la hacienda de Chinameca, donde el coronel Guajardo, quien había fingido ser mi aliado, tenía su cuartel. Nos veríamos ahí para tener una cena, cuando llegué un grupo de hombres me disparó.

Los zapatista siguieron su lucha pero ya no recobraron fuerza, sin embargo mi esfuerzo resonó a lo largo y ancho de este país.

En cierta ocasión, en una de mis cartas escribí: “quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres”… y así fue.

 

"cancion para niños" "canción infantil" "canciones para niños" "canciones infantiles" "canción del día" "coro para niños" "canción de preescolar" "canción de primaria", música, música de día de, música para niños

Francisco I Madero en video | Video de Francisco I Madero Biografia para niños

FRANCISCO I. MADERO

(1873-1913)
Soy Francisco Ignacio Madero, empresario y político mexicano que puso fin a las injusticias de la dictadura de Porfirio Díaz, iniciando así el movimiento revolucionario.

Nací en una hacienda de Parras, Coahuila. De joven realicé estudios de Agricultura y Administración en Estados Unidos y en Francia.

Cuando volví del extranjero apoyé al Partido Liberal Mexicano, que estaba en contra de la dictadura de Díaz.

Al poco tiempo tuve diferencias con los puntos de vista de Ricardo Flores Magón, uno de los fundadores del movimiento, y decidí fundar mi propio partido: Partido Nacional Antirreeleccionista.

Fui candidato para competir contra Porfirio Díaz en las elecciones de 1910, pero mi popularidad preocupó al dictador y mandó a encarcelarme en San Luis Potosí.

Estando en la cárcel escribí el Plan de San Luis con el que invité al pueblo a levantarse en armas el 20 de Noviembre de 1910, bajo el lema de “Sufragio Efectivo, No Reelección”.

Un grupo de inconformes y otros mexicanos menos favorecidos, apoyados por caudillos como Emiliano Zapata, empezamos una lucha con la que logramos que Profirio Díaz se fuera del País, entonces, a mis 37 años, me convertí en presidente.

Siendo jefe de la nación, y como al parecer habíamos logrado nuestro objetivo, ordené que se desarmara al Ejército de Liberación Nacional, del cual Emiliano Zapata era miembro. Zapata se enojó y se puso en mi contra.

Envié a quien creía uno de mis hombres, Viactoriano Huerta, para que luchara contra Zapata, pero me traicionó y terminó por quitarme la vida para quedarse con la presidencia. Hasta hoy, mi propuesta de que el voto debe ser efectivo y nadie reelegido, sigue en pie.

Emiliano Zapata para niños | Biografia de Emiliano Zapata en video

Biografia de Emiliano Zapata

Me conocen como el Caudillo del Sur. Soy Emiliano Zapata, símbolo de la lucha por el campo.

Nací en una familia de campesinos, en el estado de Morelos, y desde pequeño ayudé a mi padre a cultivar la tierra.

Siendo niño, un hecho muy doloroso marcó mi vida y me dio el valor para iniciar mi lucha: un rico hacendado le arrebató las tierras a mis padres, mi papá no pudo hacer nada.

Crecí trabajando en el campo y me dediqué a defender las tierras de los campesinos, para que nadie se las quitara.

En 1910, cuando ya había empezado la Revolución apoyé a Francisco I. Madero y me levanté en armas al grito de “Tierra y Libertad”.

Cuando Porfirio Díaz se fue de México y Madero era presidente, yo esperaba que a los campesinos nos regresaran las tierras que nos arrebataron, pero no fue así, entonces consideré a Madero como un traidor y me levanté en su contra.

Firmé en Plan de Ayala en el que desconocíamos a Madero como Presidente y solicitábamos se nos regresaran las tierras. A mi lucha se unieron Francisco Villa y Pascual Orozco.

Al poco tiempo me uní a los constitucionalistas, dirigidos por Venustiano Carranza, y cuando éste llegó al poder también rechazó nuestra petición de regresarnos las tierras y se armó otra nueva lucha, ahora en su contra.

Fui traicionado en la hacienda de Chinameca, donde el coronel Guajardo, quien había fingido ser mi aliado, tenía su cuartel. Nos veríamos ahí para tener una cena, cuando llegué un grupo de hombres me disparó.

Los zapatista siguieron su lucha pero ya no recobraron fuerza, sin embargo mi esfuerzo resonó a lo largo y ancho de este país.

En cierta ocasión, en una de mis cartas escribí: “quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres”… y así fue.

Francisco Villa para niños | Biografia para niños en video

FRANCISCO VILLA
(Doroteo Arango)
(1887-1923)
Soy José Doroteo Arango Arámbula, pero me conocen como Pancho Villa, también me apodan El Centauro del Norte. Nací en Durango, hijo de campesinos, viví una infancia con muchas carencias pues mi padre murió cuando yo era pequeño y tuve que trabajar el campo para mantener a mi mamá y mis hermanos.

En una ocasión, uno de los dueños de una hacienda atentó contra mi hermana mayor y yo le di tres balazos; tuve que huir pero fui perseguido y encarcelado. Logré escaparme de prisión, me hice bandolero y cambié mi nombre por el de mi abuelo paterno: Francisco Villa.

Por mi valor y audacia siempre tuve en jaque a las fuerzas que me perseguían, el gobernador de Chihuahua Abraham González se dio cuenta de ello y me consideró elemento valioso para ingresar al movimiento revolucionario y apoyar a Madero en la lucha contra Porfirio Díaz.

Durante la Revolución fortalecí mis tropas con dinero que obtuve asaltando trenes en Chihuahua y Durango.

Cuando murió Madero, me uní a Carranza y fui jefe de la División del Norte, que llegó a ser la fuerza más poderosa entre los ejércitos revolucionarios.

Cuando Carranza llegó a la presidencia tuve algunos desacuerdos con él y Emiliano Zapata y yo decidimos no apoyarlo más.

En 1915 Alvaro Obregón, aliado de Carranza y jefe del ejercito constitucionalista, inició una persecución en mi contra y mis fuerzas, el ejército convencionalista, y fue entonces cuando mi dominio sobre territorios del norte empezó a disminuir.

Cuando ataqué Columbus, en Estados Unidos, el General John J. Pershing  (quien poco después fuera comandante de las tropas norteamericanas en la Primera Guerra Mundial) trató capturarme durante un año, pero nunca lo logró.

En 1920 decidí retirarme, pero en 1923 me involucré de nuevo en la política mexicana y como resultado fui asesinado, probablemente por orden de Obregón.

Mi nombre está grabado en oro en la Cámara de Diputados

Video de la revolución Mexicana para niños | Revolución

Video de la revolución Mexicana para niños | Revolución

Video de Francisco I Madero para niños | Revolución Mexicana

Video de Francisco I Madero para niños | Revolución Mexicana

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Por qué me quité del vicio

PORQUÉ ME QUITÉ DEL VICIO
( Autor: Carlos Rivas Larrauri)
No es por hacerles desaigres...
Es que ya no soy del vicio...
Astedes me lo perdonen,
Pero es que hace más de cinco
Años que no tomo copas,
onque ande con los amigos...
¿Que si no me cuadran?...¡Harto!
Pa' qué he di hacerme el santito;
si he sido rete borracho...
¡Como pocos lo haigan sido!
Perora sí ya no tomo,
¡anque me lleven lo pingos!
Dende antes que me casara
encomencé con el vicio,
y luego ya de casado,
también le tupí macizo...
¡Probecita de mi vieja!
¡Sempre tan guena conmigo...!
¡Por más que l'ice sufrir
nunca me perdió el cariño!
Era una santa la pobre
y yo con ella un endino.
Nomás porque no sofriera
llegué a quitarme del vicio,
pero poco duró el gusto...
la de malas se nos vino
y una noche redepente,
quedó com'un pajarito...
Dicen que jué el corazón...
¡Yo no sé lo que haiga sido!,
pero sento en la concencia
que jue mi vicio cochino
el qu'hizo que nos dejara
solitos a mí y a m'hijo,
un chilpayate de ocho años
que quedaba guerfanito
a l'edá en que hace más falta
¡la madre con su cariño!
Me sentí desesperado
de verme solo con m'hijo...
¡Pobrecita criatura!
¡Mal cuidado, mal vestido!
sempre solo... ricordando
al ángel que 'bía perdido...
Antonces pa' no pensar
golgí a darle al vicio
porque poniéndome chuco
me jallaba más tranquilo,
y cuando ya estaba briago
y casi juera de juicio
¡parece que mi dejunta
'taba allí junto conmigo!
Al salir del trabajo,
m'iba yo con los amigos.
Y aluego ya a medios chiles
mercaba yo harto refino,
y regresaba a mi casa
'onde mi aguardaba m'hijo.
Y allí...¡duro!, trago y trago
hasta ponerme bien pítimo...
¡Y aistaba la tarugada!
Ya indiantes les he dicho
luegito vía a mi vieja
que llegaba a hablar conmigo
y encomenzaba a decirme
cosas de mucho cariño,
y yo a contestar con ella
como si juera dialtiro,
cierto lo questaba viendo,
y en tan mientras que m'hijo
si abrazaba a mí asustado
diciéndome el pobre niño:
¿'Onde está mi mamacita?...
Dime 'onde está papacito...
¿Es verdá que ti está hablando?
¿Cómo yo no la deviso?...
"Pos qué no la ve, tarugo...
¡Vaya que li haga cariños!"
Y el pobrecito lloraba
y pelaba sus ojitos
buscando ritiasustado
a aquella a quien tanto quiso.
Una nochi, al rigresar
d'estarle dando al oficio,
llego y al abrir la puerta
¡Ay Jesús lo que deviso!
Hecho bolas sobre el suelo
'taba tirado m'hijo
risa y risa como un loco,
y pegando chicos gritos...
"¿Qué ti pasa?...¿Qué sucede?...
¿Te has guelto loco dialtiro?"...
Pero entonces, en la mesa
vide el frasco del refino
que yo 'bía dejado lleno,
enteramente vacío...
luego, luego me dí cuenta
y me puse retemuino;
¡Qui has hecho, izcuintle malvado!
¡Ya bebites el refino!...
¡Pa' qui aprendas a ser güeno
voy a romperte el hocico!...
Yaluego con harto susto...
que l'hizo volver al juicio,
y con una voz de angustia
que no he de olvidar, me dijo:
"No me pegues papacito,
jué por ver a mi mamita
como cuando habla contigo!
¡Jué pa' que ella me besara
y m'hiciera hartos cariños!...
Desde entonces ya no tomo,
onque ande con los amigos
No es por hacerles desaigre,
es que ya no soy del vicio...
Y cuando quiero rajarme
porque sento el gusanito
de tomarme una copa,
nomás mi acuerdo de m'hijo
y entonces si, ¡ ya no tomo
manque me lleven los pingos!...

Entradas populares